Primeros pasos para crear un curso educativo virtual

 

Si estas pensando en dar tus primeros pasos para crear un curso educativo virtual para impartir clases o si ya lo haces, pero quieres darle un aspecto más profesional a tus presentaciones, seguramente te has preguntado:

¿Cuál es la herramienta correcta para hacerlo? Y más importante aun ¿por dónde comienzo?

La verdad es que no hay una sola respuesta y muchas personas te darán una opinión diferente, por eso te puedo sugerir que comiences por la herramienta que yo más uso, el PowerPoint.

Algunos de los pros para justificar mi respuesta podría ser: es muy versátil para todo tipo de proyectos educativos o profesionales, permite agregar animaciones, videos y sonidos, puedes conseguir mucho material gratuito en línea para enriquecer tus presentaciones como es el caso de Slides Carnival (en un próximo post hablaremos más detalladamente de cómo aprovechar las plantillas en nuestros proyectos).

Y así podría seguir nombrando algunas otras aunque más bien entremos en materia que resulta más interesante.

¿Por dónde comenzar a la hora de crear un curso online?

La recopilación

Parece obvio, pero si queremos hacer un buen material primero debemos juntar todo el contenido bibliográfico, apuntes e incluso videos que disponemos.

La clasificación

Descarta todo lo superfluo y concéntrate en lo más interesante, recuerda que el material didáctico debe ser eso, comprensible y claro, incluye solo aquello que sea relevante porque si es demasiado extenso nadie llegará hasta el final.

El  enfoque

Debes tener claro que uso le vas a dar al material, ¿lo usarás al mismo tiempo que explicas en tiempo real o presencial? o ¿lo vas a publicar en línea para que los alumnos lo descarguen? Esto debes tenerlo en cuenta para saber que tan complejo va a ser.

Por ejemplo: si lo usas como material de apoyo, puedes usar mas imágenes y diagramas explicativos, pero si va a ser para estudio individual debes incluir además de lo anterior conceptos y citas, por lo tanto, el diseño de las láminas debe ser diferente para ajustarse a toda la longitud del contenido.

El target

Establecer desde el comienzo el tipo de público al que vas a dirigir el material te puede ayudar a escoger el diseño, colores y tipografía. No puedes usar el mismo estilo para explicar geografía a los niños que el de un curso sobre el cuidado de las orquídeas.

La creatividad

Al momento de preparar tu presentación, debes pensar con ingenio como mostrar el contenido para que a tu público (sin importar la edad) le resulte interesante y en el caso que se trate de uno relacionado con hobbies le parezca tan apasiónate como a ti. La idea no es que solo vean la presentación sino que al final les queden claros los conocimientos que querías compartir.

Material multimedia

Una excelente opción es incluir música o enlace de video para cambiar el ritmo de lo que estás mostrando.

Si te interesa ahondar más sobre el tema, puedes visitar nuestro Curso Creación de PowerPoint para Convertir en Vídeo Educativo. Donde podrás conocer con más detalle todas las posibilidades que brida esta versátil herramientas para la generación de contenido educativo.

 

📣 ¿Te ha gustado? deja tu comentario 🙂